Detrás de cada Sesión

Es muy frecuente el oir las palabras “caro”, “pensé que sería menos”, etc… cada vez que se da un presupuesto de una sesión de fotos, pero ¿sabéis lo que verdaderamente hay detrás de todo este trabajo? Vamos a dedicar este post al trabajo que la mayoría no ve, para que conozcáis un poco mejor nuestra profesión.

Comencemos desde el principio, los estudios, las muchas horas de prácticas, la cantidad de dinero que invertimos en material fotográfico que es caro y además, la mayoría de las personas no saben que una cámara profesional tiene un número de disparos de fábrica y que, agotados estos, hay que comprar una cámara nueva, el marketing (horas de internet en redes sociales, publicidad, web) etc… cosas imprescindibles para poder dedicarte profesionalmente a esto.
Ahora nos centraremos en una sesión cualquiera, desharemos el concepto que sólo vamos, encendemos la cámara, le damos al botón y nos vamos a casa… una sesión es mucho más trabajo que eso.

Lo primero es “diseñar” la sesión y organizar todo, el estilismo, el maquillaje, cuanto tiempo puede durar la sesión, desplazamiento, qué material necesito…etc. Mientras la maquilladora está con la persona que se va a fotografiar, monto lo necesario según la sesión, preparar la cámara, hacer pruebas de iluminación para ajustarla….

Ahora es cuando empezamos a hacer las fotos, para eso le doy unas indicaciones previas a la persona retratada, compruebo el maquillaje, hago unas pruebas y comenzamos.

Durante la sesión, siempre controlando todo lo que influye en la foto, ¿está la persona bien colocada? ¿le llega la luz a donde tiene que llegar?  ¿se mueve? ¿sigue bien colocada la ropa y el pelo? ¿estoy enfocando correctamente? ¿el encuadre es correcto? De vez encuando miramos en la pantalla si las capturas están como queremos.

Ya hicimos todas las fotos, ahora es cuando llega el trabajo de más horas, toca descargar las fotos de la tarjeta al ordenador, durante horas seleccionamos las fotos que vayamos a entregar. Luego la edición (Photoshop) con el que pasaremos los siguientes días preparando las fotos, para que salgan así como las que habéis visto en nuestro portfolio y os convencieron a elegirnos como tu fotógrafo.

Días, porque no es abrir el programa y éste ya lo hace todo. Aquí hay muchos pasos que hacer y hay que hacerlo bien y con calma, si se quieren lograr buenos resultados.

Como podéis ver, ser fotógrafo no es tan fácil como sólo darle a un botón. Es mucho más que eso. Espero que haya sido interesante y os ayude a conocer y valorar mejor nuestro trabajo.

Un saludo y hasta el próximo artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *